La batalla del Covid-19 ha conseguido una unión impensable. Apple y Google anunciaron el viernes: “un esfuerzo conjunto para permitir el uso de la tecnología Bluetooth para ayudar a los gobiernos y a los organismos de salud a reducir la propagación del virus, con la privacidad y la seguridad del usuario como elemento central del diseño”

Las dos compañías lanzarán una solución integral con las denominadas interfaces  de programación de aplicaciones (API) que permite a los desarrolladores crear app y tecnología“para ayudar a permitir la localización de contactos”. En una declaración, señalaron que “dada la urgente necesidad, el plan es implementar esta solución en dos pasos, manteniendo al mismo tiempo fuertes protecciones en torno a la privacidad del usuario”.

Apple y Google se han basado en los mismos principios que la aplicación del gobierno de Singapur, que se basa en la tecnología Bluetooth para identificar cuándo un usuario pasó por un área donde se detectó un brote de infección. Esta información permanece en el teléfono móvil del usuario y las autoridades son notificadas en caso de un contagio.

Las compañías tecnológicas explicaron que “en todo el mundo, los gobiernos y las autoridades sanitarias están trabajando juntos para encontrar soluciones a la pandemia de Covid-19, para proteger a las personas y hacer que la sociedad vuelva a funcionar”. Al mismo tiempo, “los desarrolladores de software están contribuyendo con la creación de herramientas técnicas para ayudar a combatir el virus y salvar vidas”.

Google y Apple señalaron que “dado que la Covid-19 puede transmitirse a través de la proximidad a las personas afectadas, los funcionarios de salud pública han identificado el rastreo de contactos como una valiosa herramienta para ayudar a contener su propagación”. También señalaron que varias autoridades de salud pública, universidades y organizaciones no gubernamentales de todo el mundo han lanzado “una importante labor para desarrollar una tecnología de rastreo de contactos de adhesión voluntaria”.

A partir de mayo, ambas compañías lanzarán API para lograr la interoperabilidad entre dispositivos Android e iOS mediante el uso de las mismas aplicaciones para los dos sistemas operativos del departamento de salud pública.La aplicación estará disponible en las tiendas de aplicaciones (Google Play Store y App Store) de las dos compañías. En los próximos meses, en la segunda fase, Apple y Google se esforzarán por «habilitar una plataforma de seguimiento de contactos basada en Bluetooth más amplia».

Las dos compañías declararon en un comunicado que en este caso, «es una solución más robusta que las API, y permitirá que más personas participen si así lo desea, y permitirá una gama más amplia de aplicaciones y Permiso para interactuar con el ecosistema. Salud del gobierno «. «Insisten en que la privacidad, la transparencia y el consentimiento son esenciales en este trabajo, y esperamos consultar con las partes relevantes para establecer esta función. Publicaremos públicamente información sobre nuestro trabajo para que otros lo analicen».

Finalmente, mostraron un «espíritu de colaboración» que nunca antes habían tenido: “Todos nosotros en Apple y Google creemos que nunca ha habido un momento más importante para trabajar juntos para resolver uno de los problemas más apremiantes del mundo. A través de una estrecha cooperación y colaboración con desarrolladores, gobiernos y proveedores de salud pública, esperamos aprovechar el poder de la tecnología para ayudar a los países de todo el mundo a frenar la propagación de Covid-19 y acelerar el regreso a la vida cotidiana”