Las pequeñas y medianas empresas lo tienen claro, y es que según un estudio publicado por un conocido periódico español, hay algo en lo que invierten más dinero del que nos imaginamos: el diseño, y más concretamente el diseño gráfico.

El diseño gráfico no solo es utilizar herramientas informáticas para proyectar la identidad e imagen de una empresa, sino también ayuda a trabajar el posicionamiento, a transmitir los atributos de marca y a diferenciar una empresa o marca de la competencia. Como definición, el diseño gráfico es un elemento fundamental para una empresa, porque establece el primer contacto entre ésta y su público objetivo, mediante la creación de la imagen empresarial.

En los últimos años, el mercado y más dentro de un mundo cada vez más digital y globalizado, se ha sofisticado mucho y se ha acostumbrado a tener y a ver una imagen muy cuidada en redes sociales.

Además, en la actualidad nos encontramos en mercados altamente saturados llenos de productos muy similares y con una alta competitividad. Es por esto que, además de ofrecer un buen producto o un buen servicio, debe conseguirse atraer al consumidor para que tengan una buena experiencia con la marca.

Pero, ¿realmente por qué es importante el diseño gráfico?

1. El diseño gráfico te hace diferente. Sacar un producto o servicio al mercado no pretende revolucionar el mundo (o sí), tan solo vale con ir un paso por delante de la competencia. La imagen visual ha adquirido mucha más importancia que antaño.

2. El diseño gráfico dice quién eres. Un buen diseño te permite transmitir mucha información sobre tu empresa o tu marca, tanto si es una opinión positiva como si es negativa. Esta identidad debe permitir a todos los clientes, y sobre todo al público objetivo, saber rápidamente lo que haces y cómo lo haces.

3. El diseño transmite una seriedad corporativa. Una imagen vale más que mil palabras, y la primera impresión cuenta mucho. Tener una identidad visual corporativa bien diseñada, transmite una gran profesionalidad para poder diferenciarse del resto de empresas del sector.

4. El diseño facilita mucho las tareas del equipo comercial. El diseño gráfico pretende lograr difundir las cosas buenas de una determinada marca, y contar el trabajo que se realiza en los entresijos de una empresa de manera rápida y sencilla. Además, el diseño gráfico tiene que alcanzar el objetivo de vender y atraer a ese público objetivo al que te diriges.

5. Diseñar te permite triunfar. El diseño gráfico por sí solo no puede hacer que una empresa tenga éxito, pero sí es una de las variables que se deben combinar dentro del marketing de una determinada empresa o marca, porque si tienes un gran producto o servicio pero no posees un buen diseño, tampoco llegarás a triunfar.