Ante la difícil situación que estamos atravesando, son muchas las empresas que se han volcado para intentar ayudar de la mejor manera posible a frenar la expansión del Covid-19.

Seat es una de estas empresas que ha destinado una de sus fábricas para la producción de respiradores que irán dirigidas a enfermos críticos de coronavirus. Concretamente se realizará en la factoría de Seat en Martorell, dedicada al montaje del Seat León, para la fabricación han usado su propia tecnologia automovilistica.  La AEMPS (La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), el pasado 4 de abril homologó el OxyGen, diseñado gracias a la colaboración de varias empresas que cuentan con especialistas médicos de dos hospitales catalanes.

La AEMPS, institución dependiente del Ministerio de Sanidad, dió luz verde a la fabricación en serie de los respiradores. La capacidad de producción es de 300 respiradores diarios, que irán adaptándose en función de la necesidad que haya en cada momento, evitando así los stocks innecesarios. Con la producción en serie de respiradores se espera aliviar a los hospitales que se encuentran más saturados debido a la falta de material sanitario.

El presidente de Seat, Carsten Isensee, afirmó en un comunicado que para su empresa “dar respuesta a la escasez de material es una prioridad y también una responsabilidad”. Además aseguró que ofrecerá toda la ayuda necesaria para poder afrontar juntos la epidemia.