La semana pasada AEFSUR y la Universidad Rey Juan Carlos firmaron un convenio de colaboración.  Y dada ésta situación, sus talleres están fabricando material sanitario.

Profesoras de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales iniciaron la producción de batas, mascarillas y almohadas para hospitales y residencias de la comunidad de Madrid dado que los materiales eran insuficientes para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

A partir del miércoles 25 de marzo , trabajando durante unas horas al día, los talleres de confección en la sede de URJC en Quintana están produciendo entre 100 y 120 batas de láminas quirúrgicas recicladas. El tejido utilizado ha sido aprobado por los hospitales de la Comunidad de Madrid.

Los responsables de esta idea son las profesoras del Grado en Diseño y Gestión de Moda, Alicia García San Gabino, Laura García Villanueva, Tamara Ruiz Calleja, Margarita Burgos, Amaya Matesanz, Rita Cisnal, organizadas bajo la denominación de ‘Comando Moda URJC’. A su vez otros miembros de la comunidad universitaria participan en este acto solidario.

Hasta ahora, Rafael Pérez, coordinador del Grado en Diseño y Gestión de moda, explica “se han repartido un total de 100 batas (335 pendientes de envío), 250 mascarillas (para personal de limpieza y seguridad) y 70 almohadas para ayudar a los pacientes a tener una postura corporal que les permita respirar mejor”

Los destinos de todo este material son los hospitales de la Princesa, Ramón y Cajal, Gregorio Marañón, Virgen de la Torre, Universitario de Móstoles e Infanta Sofía; así como la Residencia Sagrada Familia, Domus VI Magán y Amavir Alameda. Está previsto que sea transportado a otros hospitales y centros residenciales en los próximos días.

Como señaló el docente , el personal médico recibió los materiales producidos por URJC con «agradecimiento y entusiasmo». Señaló que las batas producidos por la universidad están hechas “con un tejido altamente impermeable que impiden que penetren las microgotas en las que ‘viaja’ el coronavirus”

Para las primeras batas se utilizó un tejido vinilado plastificado el cual estaba disponible en  el Grado en Bellas Artes pero debido a la escasez de este material, optaron por reutilizar las sábanas quirúrgicas 

El Hospital de la Princesa  proporcionó 120 piezas de telas homologado por Sanidad, cada una de las cuales puede producir una bata . Iniciativa que seguirán otros hospitales de Madrid.

Actualmente, estos talleres están dedicados únicamente a la producción de batas y almohadas. La producción de mascarillas se ha derivado de un grupo externo coordinado por una profesora de la URJC y formado por varias técnicas en confección.

 

material sanitario